Créditos para Pymes

La gran mayoría de las pymes necesitan de una fuente de fondos para seguir creciendo. Estos fondos pueden provenir de los ahorros de los dueños, de los ingresos generados por las operaciones del negocio, o por instrumentos de deuda o participación de capital de la empresa.

Tradicionalmente, las pequeñas empresas consiguen estos recursos de bancos y otras instituciones financieras. Sin embargo, las instituciones crediticias tienen procesos burocráticos de solicitud de financiamiento largos y complicados, y desafortunadamente, suelen favorecer a los negocios ya establecidos y con antecedentes más sólidos.

En los últimos años, muchas startups Mexicanas han cambiado la manera en que los dueños de pymes consiguen préstamos para escalar sus operaciones. No solamente están simplificando el proceso de solicitud, sino que también lo están haciéndolo más accesible a un espectro más amplio de emprendedores. Estas financieras usan fuentes de información no convencionales en vez de solo una calificación crediticia, y emplean métodos de análisis de información que evalúan la solvencia de cada solicitante más cuidadosamente.

Es importante que sepas que muchos de estos créditos para empresas pequeñas requieren que tengas un seguro para prevenir pérdidas en caso de un accidente.

Covela te puede ayudar a lograr tus objetivos de conseguir financiamiento brindándote las opciones de seguros que se ajusten a tus necesidades de manera rápida y sencilla.

A continuación, te damos unos consejos que deberás considerar en tu búsqueda de un préstamo para tu negocio:

1. Busca fuentes de financiamiento más baratas que un crédito

Haz una investigación de los subsidios gubernamentales disponibles para los emprendedores como tú. Quizá estos subsidios no satisfagan tus necesidades financieras, pero sí reducirán tus necesidades de solicitar un préstamo.

2. Solicita un préstamo solo por la cantidad que necesitas

Crea un plan de negocios y estima dos cosas: cuánto dinero vas a necesitar y cómo vas a pagar ese préstamo. Recuerda que el hecho que una institución quiera prestarte mucho dinero no significa que debas tomarlo todo.

3. Investiga los tipos de préstamos disponibles para ti

Existen diferentes tipos de financiamientos que dependen del giro de tu negocio y de cómo piensas ocupar ese dinero. Si buscas adquirir maquinaria nueva, investiga fuentes de financiamiento de activos. Si vas a exportar, revisa las opciones de financiamiento a la exportación. Si tienes cuentas por cobrar, puedes respaldar tu préstamo con ellas. Platica con tu proveedor y revisa qué tipo de producto financiero se adapta mejor a tus necesidades.

4. Revisa los términos y condiciones a detalle

No caigas en el error de escoger la opción de financiamiento con la tasa de interés más baja del mercado. Antes de escoger, revisa los términos y condiciones de todas tus opciones de financiamiento como: las comisiones por apertura, cuotas por pagos anticipados, entre otros.
Las instituciones financieras pueden llegar a generar más ingresos por las cuotas que por las tasas de intereses.

5. Negocia los términos del seguro

Los requisitos del seguro que las financieras solicitan pueden llegar a ser los mismos para todo tipo de empresas: pequeñas, medianas o grandes. Por ello, tu proveedor del préstamo te puede solicitar una serie de requisitos para el seguro que podrían llegar a ser excesivas para una empresa pequeña o mediana.

**Covela te **puede ayudar a encontrar la mejor opción de seguro para tu empresa.

¿Necesitas un seguro?