/ Todo sobre seguros

La importancia de estar protegido cuando eres dueño de una empresa

Muchas veces nos ocurren cosas inesperadas, algunas de ellas buenas y, algunas otras, no tanto.

Cuando eres dueño de una pequeña o mediana empresa quisieras tener al genio de la lámpara de Aladino que te conceda 3 deseos y garantice que tu empresa vaya viento en popa, como decimos en México. Sin embargo, todos sabemos que ese genio sólo existe en los cuentos de hadas.

En este artículo quisiéramos compartirte la historia de Luis López, dueño de una pequeña taquería en Morelos que no dejó su suerte en los cuentos de hadas y tuvo un respaldo que le brindó la tranquilidad necesaria para seguir adelante.

Luis tiene 44 años y lleva cocinando tacos desde que era niño. “Cocinar es lo que me gusta y me apasiona y, además, a qué mexicano no le gustan los tacos. Así que a mis 32 años decidí emprender en un nuevo proyecto, y me empeñé en hacer los mejores tacos de mi pueblo.”

Hace un par de meses la vida le dio una de estas sorpresas no tan agradables a Luis…
“Estaba reparando unas cosas dentro del restaurante y había agua en el suelo…” A raíz de ello uno de sus clientes tuvo un accidente y resbaló. El accidente se complicó y el cliente terminó en el hospital para que pudieran atenderlo. Para recuperar el gasto que generó la visita al hospital, el cliente quiso demandar a Luis y a su restaurante. Por suerte Luis contaba con una póliza de responsabilidad civil por lo que el seguro pudo cubrir todos los gastos.

“Uno sabe que es necesario contar con seguro de vida, con seguro de coche, de casa, pero realmente nunca habíamos pensado en tener un seguro para nuestra taquería hasta que nos dimos cuenta de que este pequeño negocio es algo más que únicamente la taquería de la esquina.”

Accidentes como este ocurren a menudo, en México más del 80% de PYMES no cuenta con ningún tipo de seguro para su empresa. Hace falta sembrar cultura financiera; los dueños de negocio, ya sea por falta de información, por miedo o por seguir creyendo en los cuentos de hadas, evitan invertir en un seguro.

El negocio de Luis pasó de ser una pequeña taquería, a ser una empresa en la que trabajan más de 10 personas, pero en caso de no haber estado cubierto, una demanda como la que tuvo hubiera podido causar que perdiera su negocio o estancado su crecimiento.

Covela es la primera empresa en México que brinda asesoría gratuita para seguros de empresas enfocada principalmente en PYMES, todo a través de una plataforma digital. Sabemos que las PYMES son el motor económico de México y queremos brindarles la atención que se merecen. Nuestro objetivo es que cada vez más empresas estén protegidas en caso de cualquier siniestro, para que nuestra economía siga creciendo.

Si eres un emprendedor, tienes una PYME o sabes de un amigo o familiar que pudiera necesitar de nuestro apoyo, pásales nuestro contacto y siéntete tranquilo sabiendo que tú y tu negocio están protegidos.

Conoce más:

Cuando la propiedad de un tercero se daña o se destruye, la empresa puede enfrentar una demanda por daños y perjuicios. A continuación, mostramos algunos ejemplos de reclamaciones por daños a la propiedad:

  • Rentaste un local y para poder abrir tu nueva tienda, estás trabajando con un contratista para adecuar el local. Durante los trabajos de adecuación, accidentalmente se causan daños significativos a una pared que la deja expuesta al exterior. Los propietarios del local demandan para cubrir el costo de la reparación a la pared.
  • Un contratista está instalando una nueva cocina. Se olvida de cerrar el agua e inunda toda la cocina. El agua se filtra a través de los pisos en el sótano. El dueño de la casa demanda decide demandar para reparar los daños ocasionados a su casa.

Si un negocio causa una lesión corporal, puede enfrentar una demanda. A continuación, algunos ejemplos de reclamaciones por lesiones corporales:

  • Un estilista deja caer accidentalmente un poco de algún producto para el cabello sobre el brazo de sus clientes. El cliente presenta una quemadura leve por la sustancia química y decidió demandar al salón de belleza por el dolor y costos médicos.
  • Un contratista está trabajando en una remodelación residencial cuando el propietario trajo a un amigo para ver el progreso de las renovaciones. Mientras el visitante admiraba el trabajo del proyecto casi terminado, fue golpeado en la cabeza por una escalera que había sido apoyada contra la pared. El propietario demandó al contratista por la lesión de su amigo por los gastos médicos del accidente.

¿Necesitas un seguro?